Esta Navidad… ¡envolvamos de forma sostenible!

¡Buenas tardes a todos y todas! ¡Ayyy que ya nos hemos plantado en Navidad! Probablemente algunos estaréis envolviendo los últimos paquetes de Papá Noel o el tió, ¿me equivoco? Yo soy de última noche y último momento, no sé como lo hago. Pues me gustaría explicaros dos métodos sostenibles para envolver regalos. Porque la mayoría del papel que utilizamos para envolver, sobre todo aquellos que son más resistentes, están hechos en base de plástico y no son reciclables. Por tanto, aquí os dejo dos opciones que podéis utilizar como alternativa y alguna idea de cómo decorar el paquete para un resultado vistoso!

1. Envolver con tela (Método japonés Furoshiki)

Este es el método más sostenible de los dos. El furoshiki es la técnica de envolver con tela. Los japoneses hace tiempo que lo utilizan y tienen técnicas súper sofisticadas para hacerlo. Os enseño una forma sencillita, que para empezar irá muy bien! Pero si os gusta y os animáis, haced una búsqueda en Youtube y en Google y alucinaréis con las mil y una formas que podéis llegar a conseguir.

Lo que necesitaréis es una tela lo más fina posible, si puede ser similar a la seda mejor. Colocad el paquete en el centro de forma de que la tela quede en forma de rombo. Tomad una de las puntas y pasadla por encima del paquete. Esconded esta punta por debajo y repetid el proceso con la otra punta. Después, coged a la vez las dos puntas restantes y las atáis con un nudo doble. Colocadlo todo bonito, que no queden demasiado partes dobladas y que el lazo quede igualado. Por último, decorad con ramitas de plantas o de pino y añadid una etiqueta atada a esa ramita.

¿Qué os parece la idea? Una vez la persona ha abierto el regalo, evidentemente no tirará la tela y la podrá reaprovechar para envolver, en otra ocasión, otro paquete.

2. Envolver con papel reciclado

Tal vez la primera idea os ha gustado pero sois de aquellas personas a quien les encanta lo de “romper el papel”. Pues mi consejo para hacerlo lo más sostenible posible es que utilicéis papel reciclado. Los rollos de papel kraft son económicos y se pueden encontrar en todas partes. Y si os parece poco navideño, podéis añadir dibujos utilizando bolígrafos o estampando formas. Y no hay manera más sostenible que aprovechar recursos que tengamos por casa, como el típico sello hecho con patata! ¿Porqué no?

Una vez tengáis el papel decorado, la forma correcta de aprovechar el papel es envolverlo de la forma siguiente: Colocad el paquete de manera que el papel quede en forma de rombo. Tomad dos de las puntas y pegadlas las juntas, sobre el paquete. Después, poco a poco y doblándolo cuidadosamente, tomad una de las puntas restantes y pegadla sobre el paquete, a la altura de las dos puntas anteriores. Repetid el procedimiento con la otra punta.

Este método os permite aprovechar mucho más el papel que con la técnica lo que conocemos y vemos en las tiendas. Y personalmente me gusta mucho como quedan los dibujos del estampado en diagonal!

Terminad de decorar el paquete por ejemplo con cordel natural y un nombre hecho en madera que podéis encargarme a info@happydays.cat! Jeje.

Y este es el resultado final. ¡Más navideño imposible!

Otros métodos sostenibles

Hay más alternativas al típico papel de envolver, como por ejemplo utilizar una caja bonita atada con un lazo, que seguro que aprovecharéis para guardar otras cosas. O, para paquetes pequeños, usar papel blanco de oficina con dibujos (o no).

Un buen consejo para que el paquete quede bonito es combinar texturas: Como habéis visto, cuando el envoltorio era de tela, hemos utilizado ramas y papel para terminar el paquete. Cuando era de papel, hemos utilizado cordel y madera para decorar. Seguro que si pensáis un poco se os ocurren muchas combinaciones que quedarían muy bonitas en vuestros regalos. ¿Me las contáis?

¡Que paséis felices fiestas! 🙂

Leave a Reply